Rumbo a Nueva York

El pasado Martes 3 de Noviembre, tuvimos la oportunidad de poder entrevistar a dos investigadores españoles que trabajan en Nueva York.

103 visitas

Conchi y Alfonso son dos investigadores del ámbito de la biomedicina que trabajan en los Estados Unidos de América

Alfonso Rubio estudió biomedicina y se especializó en diabetes y en cómo la obesidad puede afectar a ella. Actualmente estudia esta enfermedad en animales en el Centro de Investigación de Weill Corner (Nueva York, EEUU).

Conchi Izquierdo también estudió biomedicina y se especializó en diabetes y en enfermedades cardiovasculares. Su especialidad son las lipoproteínas y trabaja en ello en el Centro de Investigación de Columbia (Nueva York, EEUU).

Alfonso Rubio es investigador en el Centro de Investigación de Weill Corner (Nueva York)

¿En qué momento llegasteis a la conclusión de que vuestro futuro está dentro de un laboratorio?

Conchi: A mí siempre me gustaron mucho las ciencias y siempre me gustó el tema de la investigación. Creo que a casi todo el mundo que va «por ciencias» le gustaría ser médico, pero cuando te paras a explorar más, te das cuenta de que con muchas carreras tienes la opción de investigar. Cuando estaba en la carrera tuve la oportunidad de hacer prácticas en laboratorios, sobre todo los últimos años de carrera. Me gustó mucho la idea y decidí que quería seguir investigando.

Alfonso: Durante la carrera, mientras que estaba haciendo farmacia. La verdad que no sabía muy bien si meterme a investigar o intentar meterme a una farmacéutica o una farmacia, pero siempre me gustó el laboratorio. Tenía muchas asignaturas de laboratorio con las que disfrutaba mucho, así que cuando terminé la carrera pensé qué opciones tenía para hacer ciencias y me fui a investigar a un laboratorio y me encantó. Entonces supe que a eso me quería dedicar.

¿A qué temas en especial dedicáis vuestra labor de investigación?

Conchi: Sobre todo a las enfermedades cardiovasculares: HDL (colesterol bueno) y el «colesterol malo», y también varios temas como los ácidos filiales.

Alfonso: Principalmente dos temas: las células que producen insulina y otras células del organismo, como el tejido adiposo, en el cual la insulina no funciona bien. En el laboratorio donde trabajo también investigamos el corazón, la diabetes en el corazón, la obesidad y un proyecto del Covid.

¿Sois lo que se dice popularmente «ratilla de laboratorio» o eso son leyendas urbanas?

Conchi: Yo no me considero tal cosa, pero depende un poco de las personas. Sí que es verdad que por el tipo de trabajo y los experimentos pasas mucho tiempo en sitios que no son una oficina. Además se nota que si te gusta lo que haces pasas mucho tiempo sin darte cuenta haciendo lo que te gusta.

Alfonso: Yo tampoco me considero ratita de laboratorio. Es verdad que trabajamos con células y las células no entienden ni de vacaciones, entonces, tenemos que estar hasta tarde o un fin de semana.

¿Tuvisteis alguna dificultad para encontrar trabajo en EEUU o en España?

Conchi: En España es mucho más complicado hablar de ciencia y en Estados Unidos se financia mucho más, de ahí que atraiga más. Pero, la verdad es que no me costó mucho encontrar trabajo en España, aunque al principio trabajamos sin cobrar (cosa que en EEUU no está permitido). Aun así, para mi es mucho más fácil encontrar trabajo en EEUU.

Alfonso: A mí no me costó mucho encontrar trabajo en España. Pedí unas becas pero no me las dieron, seguí trabajando sin cobrar y volví a pedir la beca y ahí si me la dieron. Por otro lado, aquí en EEUU, me fue mucho más fácil encontrar trabajo.

¿España es un país de investigadores? 

Conchi: Sí totalmente. Es un país de investigadores muy buenos, porque además conseguimos hacer muy buena ciencia con el poco dinero que se tiene. Siempre me he planteado que si a España le dieran la misma cantidad de dinero que a Estados Unidos la ciencia sería increíble. Definitivamente España sí es un país de investigadores.

Alfonso: Pienso lo mismo que Conchi: hay muy buenos investigadores en España, aunque la investigación va muy lento.

¿Cabría la posibilidad de regresar a España y trabajar allí como investigadores?

Alfonso: Sí, estoy intentando volver a España y trabajar en un laboratorio.

Conchi: sí, siempre te planteas volver porque tu familia y tus raíces están ahí. La gente que vuelve a España lo tiene muy claro: no vuelven por temas científicos, porque no van a hacer el mismo nivel de ciencia que aquí en Estados Unidos. 

Por todo lo que estamos escuchando en estos meses de pandemia, la tarea del laboratorio es muy meticulosa y lleva tiempo, paciencia y mucha dedicación, ¿es el trabajo que realizáis como lo habíais imaginado?

Conchı: No, es muy diferente de como se cree. A veces puede ser muy frustrante, porque piensas que, por ejemplo, te va a salir A y luego te sale B y no sabes porqué. Pero en general cuando haces la carrera y en ciencias puras te imaginas cómo es.

Alfonso: A la hora de descubrir un trabajo en el que has intentado sacar una respuesta a veces puede ser muy frustrante, porque no sale la respuesta que esperabas.

 ¿Cómo os ha afectado el coronavirus en lo laboral?

Conchi: En Nueva York lo han llevado bastante bien. Al ser científica se me considera personal esencial y también tuve que guardar cuarentena. La empezamos una o dos semanas más tarde que en España y no fue tan restrictiva: solo podías salir a trabajar si tenías experimentos o trabajos con animales.

Alfonso: En junio abrieron los laboratorios y en mi grupo de ocho investigadores tuvimos que elegir los dos que tenían más trabajo, para que pudiesen ir al laboratorio. Ahora los laboratorio están al 50%, por lo que tratan de ser lo más eficientes posible, manteniendo una distancia social.

¿Estáis investigando acerca de ello, creeis que las investigaciones de las que tanto se habla van a dar resultado en un tiempo tan corto?

Conchi: No. Columbia, en el momento que salió el virus, buscó voluntarios para la recogida de muestras y empezar a hacer pruebas y todavía no hay resultados claros. En tan poco tiempo no se puede asegurar nada, porque no hay suficientes investigadores, y los pocos que hay necesitan ayuda. Un experimento lleva mucho tiempo y hay que repetir la investigación varias veces. No basta con tener resultados una sola vez: no puedes empezar a poner vacunas a todos sin tener resultados probados varias veces, porque puedes jugar con vidas humanas.

Alfonso: No, porque faltan investigadores.

¿Cuánto creeis que va a durar esta situación de coronavirus?

Conchi: No se puede decir «X tiempo», porque no se puede saber, pero por lo menos un año tendríamos que estar así viendo a ver qué pasa y ver cómo se mueve todo. Es necesario un tiempo: yo creo que, por lo menos, vamos a estar un año con mascarilla.

Alfonso: No lo sé, pero seguro que para cuando vosotros entréis a la universidad las cosas estarán como antes.

close

El más reciente