JR Go

‘Feminismes!’ en el CCCB para tomar conciencia

en JR Go

Crónica de una mañana en la exposición ‘Feminismes!’

¡Quiero salir de aquí! (Ich möchte hier raus!, 1976) es el título de una de las fotografías que se puden ver de la artista austriaca Birgit Jürgenssen al inicio de la exposición «L’Avantguarda Feminista dels anys 70. Obres de la VERBUND COLLECTION, Viena». En la imagen, una ama de casa burguesa vestida convencionalmente, mirando hacia la cámara y con la cara y las manos contra un vidrio que hay entre ella y el objetivo, como si de una prisionera se tratase.

Los orígenes del feminismo

Feminismes! propone un diálogo entre el feminismo de los años 70 y el actual. En la segunda planta del CCCB, donde está situada la exposición, han dedicado unas líneas para tratar los orígenes del feminismo: “Aunque el término feminismo data del siglo XIX, mucho antes ya hubo mujeres —y algunos hombres— que defendían que la diferencia sexual no debía comportar una desigualdad social y simbólica como la que existía, y aún existe, en el mundo.”

Más de una artista, en su reivindicación del feminismo, optó por mostrar una mujer con restricciones para comunicarse. En Isolamento (Aislamiento, 1972) la secuencia fotográfica de ocho partes de Renate Eisenegger se ve la artista poniéndose algodón por encima de la boca, la nariz, las orejas y los ojos y pegándolo con una cinta adhesiva y, seguidamente, pegando las manos, también con cinta, encima de la cara.

Secuencia fotográfica Renate Eisenegger: 1
Secuencia fotográfica Renate Eisenegger: 1 (Andrea Vargas Torrentó)
Secuencia fotográfica Renate Eisenegger: 8
Secuencia fotográfica Renate Eisenegger: 8 (Andrea Vargas Torrentó)

‘Coreografies del gènere’: obras actuales, herederas de aquellas que les abrieron camino

El punto de inflexión de la exposición es la cronología de los feminismos en Cataluña: “El feminismo se convierte plural (« feminismos ») en reconocer la intersección de las opresiones (por género, la raza, la clase social, las discapacidades …). “

La comisaria de Coreografías del género, Marta Segarra, explicó a Junior Report GO que esta exposición ayuda a entender que se puede bailar con el género y que hay varias maneras de vivir el género y las identidades:

La comisaria considera que es muy importante que los jóvenes visiten la exposición para acercarse a la época que sus madres y padres vivían. Hasta el 1 de diciembre se podrá visitar Feminismes! el CCCB.

‘El Despertar de la Primavera’ y su contenido transgresor, en el escenario por segunda vez en Barcelona

en JR Go

El Teatro Victoria ha acogido el musical basado en la obra de Frank Wedekind con una mirada más feminista

La tarde de primavera es soleada y en el bosque la luz se filtra a través de las hojas de los árboles. Estamos en Alemania, en 1891. Melchior Wendla se encuentran; ella iba en busca de hierbas para un ponche y él paseaba por allí. Se sientan juntos bajo la sombra de una encina y hablan sobre la caridad de Wendla al llevar ropa, comida y dinero a las personas pobres. Horas antes, Marta, amiga de Wendla, había compartido con ella y con las otras chicas de la pandilla cómo su padre la golpeaba en las noches. La Wendla, a la que nunca antes le han hecho daño físicamente de manera intencionada, le suplica a en Melchior que la pegue. El joven, al inicio, se resiste. Pero luego comienza a golpear con una varilla y, ante la provocación de Wendla, acaba enfurecido y Wendla termina llorando. Melchior desaparece.

Así es como termina el primer acto de la obra El Despertar de la Primavera (Spring Awakening), un musical pop rock que trata sobre el amor adolescente, la represión, el miedo, el abuso de poder y la incomprensión. Melchior es un joven inteligente y astuto que, gracias a los libros, ha aprendido varios aspectossobre la sexualidad humana que la sociedad se empeña en ocultar, al borde del tabú. Él es el confesor de su amigo y compañero de clase Moritz, que le cuenta que se siente torturado ante los sueños eróticos que acompañan sus noches. Por otra parte, Wendla fracasa en el intento de que su madre le explique cómo se engendran los bebés.

Nadie quiso publicar la obra original por su contenido transgresor

Considerada una pieza de culto, la obra escrita por Frank Wedekind, entre el otoño de 1890 y la primavera de 1891, en Múnich, ha conmocionado espectadores de todo el mundo desde su estreno en 2006 en el Off Broadway de Nueva York. Se ha estrenado en escenarios de Nueva York (Broadway), Londres (West End), Viena, Buenos Aires, en varias giras por los Estados Unidos y por el Reino Unido y Barcelona. La producción original de Broadway en 2006 ganó 8 premios Tony y 4 premios Drama Desk. Esta versión catalana, estrenada en la sala Gaudí de Barcelona no se queda corta, con 2 Premios de la Crítica, 3 premios Teatro Musical de Madrid, 2 premios Broadwayworld y dos nominaciones a los Butaca.

El contenido transgresor de la obra de Wedekind hizo que ningún editor quisiera publicarla y, por tanto, fue el mismo autor que la editó con sus propios recursos económicos en la editorial Jean Gross, de Zúrich, el octubre de 1891. En alemán, la pieza se titula “Frühlings Erwachen” (con el subtítulo “Eine Kindertragödie”, una tragedia infantil). Está inspirada en los recuerdos de adolescencia del autor, al Gymnasium (el período escolar que comprende las edades desde los 13 a los 17 años), donde dos compañeros se suicidaron. El contenido de la obra ha hecho reflexionar a más de un pensador contemporáneo; como Sigmund Freud, Alfred Adler, Wilhelm Stekel, Rudolf Reiter o Max Kahane.

El segundo estreno de la obra, tres años después, con una mirada más feminista

Después del estreno en 2016 en el Teatro Gaudí, El Despertar de la Primavera se ha vuelto a representar en el Teatro Victoria hasta el 12 de mayo. Con una duración de dos horas y media (con el descanso incluido), ha tenido un gran éxito de asistencia.

El director de la producción, Marc Vilavella, ha optado por darle una mirada diferente, focalizándose en los aspectos más feministas y con los nuevos matices y detalles que cada actor ha ido encontrando. Y es que de la quincena de intérpretes que conforman el musical, la mitad del reparto es nuevo: Berta Butinyà y Víctor Gómez como protagonistas con los papeles de Wendl y Melchior, respectivamente; y las actrices y actores Clara Moraleda, Valeria Sorolla, Adrià Andreu, Mireia Coma y Marc Udina. En cambio, Rosa Vila Mingo Ràfols han repetido en los papeles adultos del montaje.

La obra, además, ha ido acompañada de siete músicos que han interpretado las diferentes piezas en directo. Son 19 los números musicales intepretados, en los que la coreografía es de Ariadna Peya (Cia. Las Impuxibles, Grease, el musical); la dirección musical, de Gustavo Llull (Poe de Dagoll Dagom, Operación Triunfo) y la traducción catalana, de David Pintó (Mares i filles Homes foscos). Jordi Bulbena (TNC, Teatre Lliure, Comediants) ha creado la escenografía y el vestuario.

Ir arriba